Tratamientos
5 (100%) 2 votes

Explorando Tratamientos para el Trastorno de Ansiedad Social

tratamiento para la ansiedad social

El trastorno de ansiedad social es el más común de los trastornos de ansiedad. Es un miedo intenso y una incomodidad en situaciones sociales que impiden la capacidad de una persona para funcionar en su vida diaria. Hacer cosas simples como conocer gente nueva, causar una buena impresión en las entrevistas de trabajo o salir con amigos se convierte en un gran desafío, si no imposible.

Si te han diagnosticado o sospechas que podrías tener un trastorno de ansiedad social, es útil conocer las diferentes opciones de tratamiento disponibles para ti.

 

¿Qué tan grave es tu ansiedad social?

 

La ansiedad social es difícil de tratar cuando es severa, pero siempre tratable. Descubre qué tan severa es tu ansiedad social y qué puedes hacer para detenerla con mi test gratuito de ansiedad de 5 minutos.

Comienza el test de ansiedad aquí.

 

La ansiedad social puede ser un desafío

La gente piensa que la ansiedad social es una forma de timidez. Pero es mucho más que eso. Los seres humanos necesitan experiencias sociales, y muchas personas con ansiedad social experimentan una cantidad considerable de tristeza y depresión como resultado de su aislamiento. Para aquellos que buscan alivio, toma mi test gratuito de ansiedad de 5 minutos ahora.

Este artículo discutirá varios tratamientos de ansiedad social, con información que incluye:

  • Los riesgos y recompensas de los diferentes tipos de terapia.
  • Medicamentos comunes con receta solamente
  • Suplementos herbales que algunas personas usan como tratamiento.
  • Cambios positivos en el estilo de vida, y más.

La ansiedad social se trata con el tiempo y cada persona requiere un enfoque adaptado a sus necesidades.

 

Tipos de terapia para la ansiedad social

 

La terapia cognitiva conductual, o TCC, es a menudo la primera línea de defensa en el tratamiento del trastorno de ansiedad social. Cuando se usa la TCC para tratar la ansiedad social, se esperan resultados positivos dentro de un período de 16 sesiones, que generalmente ocurren en el transcurso de 16 semanas o 4 meses. La TCC se divide en varios subgrupos, que incluyen terapia de exposición, terapia de exposición con reestructuración cognitiva y reestructuración cognitiva sin exposición, así como capacitación en habilidades sociales.

La terapia cognitiva conductual significa esencialmente cambiar tu cognición cómo piensas para alterar tu comportamiento o cómo actúas. El objetivo de este tipo de terapia es trabajar con el paciente para descubrir qué creencias y patrones de pensamiento inútiles subyacen en su ansiedad en torno a las situaciones sociales, averiguar por qué son inútiles y reemplazarlos con creencias y patrones de pensamiento más útiles y saludables.

  • Terapia de exposición

La terapia de exposición es un tipo de TCC diseñada para enseñarle a tu cerebro, y específicamente a tu amígdala, diferentes reacciones a los estímulos a los que reacciona con la ansiedad. Lo hace configurando múltiples encuentros no amenazadores con los estímulos. La amígdala (un par de grupos de neuronas en forma de almendra cerca de la base del cráneo) causa ansiedad al recordar la fuerza de las reacciones emocionales a varios estímulos y producir reacciones de estrés a esos estímulos en función de la información que ha almacenado. Volver a entrenar a la amígdala disminuyendo la gravedad de sus reacciones a un estímulo particular con el tiempo, le enseña a producir reacciones de ansiedad menos graves o, en algunos casos, ninguna reacción de ansiedad a un estímulo específico.

  • Terapia de exposición con reestructuración cognitiva

La terapia de exposición con reestructuración cognitiva funciona con el mismo principio, pero también implica enseñar activamente a la persona por medio de la comunicación verbal, en lugar de simplemente proporcionarle conocimientos adquiridos experiencialmente.

  • Reestructuración cognitiva

La reestructuración cognitiva implica discutir verbalmente el comportamiento del paciente y los pensamientos y creencias que lo respaldan, y luego enseñarle a superar esos pensamientos y creencias al sugerir y desarrollar la fuerza de otros más útiles.

  • Capacitación en habilidades sociales

La capacitación en habilidades sociales se completa en un formato de taller grupal. Le permite al paciente practicar y mejorar sus habilidades sociales en un entorno controlado y seguro para que puedan aprender a aplicar esas habilidades de forma regular fuera de la terapia.

La terapia de exposición y la capacitación en habilidades sociales deben realizarse en un ambiente relajado y controlado para evitar que aumente la gravedad de tu trastorno. Emprender cualquiera de los dos sin la orientación de un profesional correrás el riesgo de intensificar tus asociaciones negativas con entornos sociales y dificultar aún más tu superación.

 

Medicamentos recetados para la ansiedad social

 

Los medicamentos recetados más comunes que se usan para combatir el trastorno de ansiedad social pertenecen a una clase de medicamentos llamados ISRS o inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. Estos medicamentos están diseñados para aumentar los niveles de serotonina en el cerebro, promoviendo la relajación y el pensamiento positivo.

Originalmente diseñados para tratar la depresión, se ha encontrado que los ISRS son igualmente efectivos, si no más efectivos, para tratar la ansiedad. A diferencia de los antidepresivos como las benzodiacepinas, los ISRS tienen un potencial mucho menor de causar adicción y fatiga severa. Aun así, se recomienda que los ISRS se tomen en forma líquida, ya que los ISRS líquidos permiten disminuir la dosis en incrementos más pequeños. Esto ayuda a prevenir el riesgo de posibles síntomas de abstinencia que pueden imitar e incluso provocar un resurgimiento de la ansiedad una vez que finaliza el tratamiento.

Los ISRS bien conocidos y frecuentemente recetados incluyen Prozac (fluoxetina), Zoloft (sertralina), Paxil (paroxetina) y Luvox (fluvoxamina).

Se pueden tomar de 6 a 8 semanas para que los ISRS alcancen la máxima eficacia. Durante las 1-4 semanas iniciales de tratamiento, se puede esperar una variedad de síntomas a corto plazo a medida que el cuerpo se adapta. Estos síntomas pueden incluir:

  • Náuseas vómitos
  • Somnolencia
  • Dolor de cabeza
  • Sueños vívidos
  • Diarrea
  • Cambios en el peso corporal.
  • Mareo
  • Temblores
  • Aumento de la ansiedad o depresión.
  • Pensamientos suicidas

Los posibles síntomas a largo plazo de los ISRS incluyen:

  • Disfunción sexual
  • Efectos cardiovasculares
  • Problemas de desarrollo en fetos por nacer

Además, los ISRS no deben tomarse en combinación con ninguno de los siguientes tratamientos de ansiedad o sustancias recreativas.

  • Bloqueadores beta
  • Antidepresivos tricíclicos
  • Benzodiazepinas
  • Litio
  • IMAOs
  • Alcohol
  • Hierba de San Juan
  • Yohimbe

Tomar las sustancias anteriores en combinación con los ISRS puede producir un efecto conocido como síndrome de serotonina. El síndrome de serotonina ocurre cuando el cuerpo se inunda con más serotonina de la que puede manejar al mismo tiempo. En su forma más leve, el síndrome de serotonina simplemente se ve como un ataque de ansiedad, causando sudoración, temblores, pupilas dilatadas y un aumento en la frecuencia cardíaca. En su forma moderada, se agregan ruidos intestinales fuertes y temperaturas de hasta 104°F a la mezcla, y en su forma más severa, la rapidez del ritmo cardíaco y el grado de la temperatura corporal (hasta 106 °F) pueden provocar un shock Y, en algunos casos, la muerte.

Debido al riesgo de efectos secundarios que pueden ser inmanejables para alguien que ya sufre de ansiedad, puede ser aconsejable buscar remedios naturales más suaves con menos efectos secundarios informados.

 

¿Remedio casero para la ansiedad?

 

Hay muchas formas efectivas y naturales para reducir la ansiedad. Si estás buscando uno que sea efectivo para ti, asegúrate de tomar mi test gratuito de ansiedad de 5 minutos, ahora.

 

Suplementos sin receta para la ansiedad social

 

Hay muchos suplementos a base de hierbas y vitaminas que comúnmente se consideran tratamientos efectivos para la ansiedad social, aunque la mayoría de ellos tienen sus posibles inconvenientes. Los efectos y las posibles desventajas de 4 variedades de suplementos de hierbas se describen a continuación.

  • L-teanina

La L-teanina, una sustancia que se encuentra naturalmente en el té verde, puede ayudar a la relajación en situaciones sociales de muchas maneras. Promueve las relajantes ondas alfa en el cerebro, aumenta los niveles de dopamina, aumenta la producción de GABA (ácido gamma-amino-butírico), puede aumentar los niveles de serotonina y, en combinación con la cafeína (otra sustancia que se encuentra naturalmente en el té verde), puede mejorar la memoria y el tiempo de reacción. Cabe señalar, sin embargo, que la cafeína tiene el efecto de aumentar la frecuencia cardíaca, que puede ser una estimulación no deseada para alguien con ansiedad. Se recomienda a las personas con ansiedad que tomen L-teanina en forma de té verde en su variedad sin cafeína para prevenir efectos secundarios no deseados.

  • Kava-Kava

Kava-kava, o simplemente kava, como a veces se conoce, es una planta cuyas raíces se consumen en las culturas del Océano Pacífico de la Polinesia como un sedante que funciona sin alterar la claridad mental. Las kavalactonas dentro de la kava-kava son sustancias psicoactivas que promueven la relajación muscular y mental principalmente al estimular la actividad de GABA en el cerebro. El GABA o ácido gamma-amino-butírico es una sustancia que regula la velocidad y la actividad del sistema nervioso. Se han planteado algunas preocupaciones acerca de la posibilidad de daño hepático relacionado con el uso de kava-kava, y se recomienda evitar el consumo de alcohol mientras la kava-kava está en el sistema. Una revisión de la Colaboración Cochrane concluyó que es probable que la kava-kava sea más efectiva que el placebo para tratar al menos la ansiedad social a corto plazo.

  • Rhodiola Rosea

La Rhodiola Rosea disminuye la actividad del sistema nervioso simpático (el sistema responsable de los impulsos de lucha o huida provocados por los ataques de ansiedad), aumenta la producción de serotonina y se ha demostrado en estudios que pueden mejorar la memoria y el enfoque. Sin embargo, se debe tener en cuenta que, en algunas personas, se ha demostrado que la Rhodiola rosea estimula las ondas beta en el cerebro, que son lo opuesto a las ondas alfa calmantes que produce el cerebro cuando una persona se encuentra en un estado de relajación despierta. Aparte de eso, no se han citado efectos secundarios dañinos. Aun así, no debe tomarse más de la dosis recomendada a la vez.

  • Pasiflora

La pasiflora o flor de la pasión es una enredadera con flores cuyas hojas, tallos y frutos fueron utilizados tradicionalmente por las culturas en el hemisferio occidental para tratar una variedad de condiciones. Contiene los flavonoides chrysin y benzoflavone, que se cree que aumentan la cantidad de GABA en el cerebro, de la misma manera que lo hacen las benzodiazepinas. El GABA limita la excitabilidad o la reactividad de las neuronas del cerebro, dando como resultado el efecto calmante que da a la flor de la pasión de su reputación como sedante suave, pero significa que puede interrumpir las funciones mentales y motoras en grandes cantidades.

Los suplementos contra la ansiedad, como los medicamentos recetados, a veces, pero no siempre tienen los efectos a largo plazo que la mayoría de las personas están buscando. Las opciones de tratamiento confiables y sin riesgo en la siguiente sección implican realizar cambios positivos en el estilo de vida que disminuyan tus niveles generales de ansiedad y aumenten tu confianza a largo plazo, tanto dentro de situaciones sociales como después.

 

Actividades sin píldoras

 

Si prefieres no tomar pastillas por completo para tratar tu ansiedad social, los siguientes consejos te ayudarán a aprender a controlar tu ansiedad de una manera saludable y duradera.

  • Haz ejercicio regularmente

Haz ejercicio regularmente, ya sea caminar, correr, andar en bicicleta, caminar o nadar, mantiene tu cuerpo saludable y se siente y se ve bien. Esto no solo puede aumentar la confianza en ti mismo en situaciones sociales, sino que también puede limitar la gravedad de los síntomas de ansiedad física al fortalecer el corazón, los músculos y los pulmones. Además, hacer el trabajo duro del ejercicio hace que tu cerebro aumente naturalmente los niveles de serotonina en tu cuerpo para compensar, lo que te ayudará a sentirte más relajado y feliz de forma regular.

  • Únete a un equipo deportivo o grupo de ejercicios

Unirse a un equipo te permite interactuar con otros en un entorno social donde las reglas están bien definidas, y todos tienen el mismo objetivo en mente, lo que hace que las reglas sociales sean secundarias y no particularmente importantes. Esto te ayudará a aprender a relajarte con los demás y a cultivar un sentido de pertenencia en lugar de aislamiento y frustración.

  • Come alimentos saludables

Comer bien, como hacer ejercicio regularmente, mantendrá tu cuerpo fuerte y te dará la confianza en ti mismo que proviene de sentirte y verte saludable. Evitar los alimentos ricos en cafeína y azúcar, en particular, ayudará a reducir el estrés en tu cuerpo causado por las sacudidas de energía y las propiedades adictivas del azúcar y la cafeína.

  • Mantén un diario

Mantener un diario puede ayudarte a reducir la ansiedad de la misma manera en que lo hace la terapia cognitiva conductual, te permite mirar tu propia mente, tus propios pensamientos y examinarlos. ¿Qué creencias tuyas parecen estar frenándote? Después de examinar tu escritura en busca de creencias y pensamientos negativos acerca de ti y de los demás, reemplaza conscientemente aquellos con creencias y pensamientos positivos y concéntrate en ellos la próxima vez que te encuentres en una situación social.

  • Superar los temores

La ansiedad social a menudo tiene temores específicos asociados, como el miedo a avergonzarte. Desafía a cada uno de estos temores uno a la vez. Por ejemplo, párate en un lugar público y reparte dulces a desconocidos, o usa un traje de payaso y siéntate en un banco del parque con un amigo para que te sientas mejor. Esto te ayudará a acostumbrarte a las emociones que temes y te hará más fácil relajarte ante estos temores en el futuro.

  • Lee libros de autoayuda

Los libros de autoayuda se pueden encontrar de forma gratuita en tu biblioteca local y ofrecen una variedad de tácticas para aliviar la ansiedad social, desde mantras positivos hasta rutinas de visualización relajadas y autohipnosis. Si pasas el tiempo buscando, seguramente encontrarás algo que te habla y que refleja tu experiencia individual.

Si bien hay muchas rutas que puedes tomar para tratar tu ansiedad, siempre es una buena idea hablar con alguien como un médico, consejero o terapeuta que pueda ayudarte a determinar la gravedad y las razones de tu condición. Estas personas también pueden aconsejarte sobre la seguridad de diferentes medicamentos y actividades para tu salud y estilo de vida. Desde allí, puedes diseñar el plan de tratamiento más eficaz para satisfacer tus necesidades personales.

Uno de los tratamientos más efectivos se puede encontrar al realizar mi test gratuito de ansiedad de 5 minutos. El test examina tu información para encontrar el mejor tratamiento y luego recomienda un remedio en el hogar que seguramente satisfaga tus necesidades.

Toma el test de ansiedad aquí.

» Recomendado para ti:

¿Necesitas ayuda con la ansiedad?

Toma mi prueba de ansiedad basada en la ciencia, completamente gratis (no demoraras más de 5 minutos). Después de completarla, descubrirás si tu ansiedad está dentro del “rango normal”, qué partes están desequilibradas y, lo más importante, cómo actuar para controlar tus síntomas. Mi test de ansiedad está hecho específicamente para personas que padecen ansiedad, por favor utilízalo.

Compartir artículo en:

[addtoany]

[Fancy_Facebook_Comments]