Después de comer
5 (100%) 7 votes

¿Qué causa ansiedad después de comer?

que causa ansiedad despues de comer

La ansiedad no siempre tiene mucho sentido. Puede golpear en cualquier momento, y en algunos casos puede golpear con bastante regularidad sin ninguna explicación de por qué. Un ejemplo que afecta a millones de personas, especialmente aquellas con ataques de pánico, es el desarrollo de ansiedad después de comer. Hay muchas personas que parecen experimentar una gran cantidad de ansiedad y, a veces, incluso un ataque completo después de comer una comida completa.

 

¿Tienes ansiedad después de comer?

 

A menudo, cuando tienes ansiedad después de comer, es un signo de que tienes ansiedad provocada por sensaciones físicas. Mi test de ansiedad gratuito de 5 minutos puede puntuar los tipos de ansiedad con los que puedes estar luchando y brindarte más información sobre cómo tratarla.

Comienza el test aquí.

 

Comer no afecta a todos

 

Hay problemas interesantes que rodean la idea de que la ansiedad golpea después de comer. Por ejemplo, algunas personas pueden estar reaccionando a lo que comen y otras reaccionan a estar llenas. No todos sufren de esto, y tiende a afectar a aquellos con ataques de ansiedad (o aquellos que los han tenido) más que a nadie.

La ansiedad después de comer tampoco es un tema ampliamente comprendido. De hecho, al momento de escribir esto no parece que haya mucha investigación en absoluto, y no está catalogado como un problema de ansiedad. Sin embargo, el gran número de personas que parecen experimentar ansiedad durante y después de comer parece indicar que sí existe y que afecta a muchas personas. Entonces, ¿Cuáles podrían ser las causas?

Posibles causas para la ansiedad después de comer

 

Dado que ninguna investigación ha vinculado definitivamente el acto de comer con causar ansiedad, solo nos quedan conjeturas. Pero las siguientes son razones y causas probables por las que comer provoca ansiedad.

 

Sensaciones físicas de la comida

 

El culpable más probable – y la razón por la que tiende a afectar más a aquellos con ataques de pánico – se debe a algunas de las sensaciones físicas que ocurren dentro del cuerpo después de comer. Por ejemplo:

  • Dolores en el pecho: si bien la ansiedad y la hiperventilación pueden causar dolor en el pecho, también lo hacen las comidas. Los alimentos se alojan en el pecho al descender, y la sensación de estar lleno conduce al desarrollo de dolores menores en el pecho. Los dolores en el pecho son un disparador de pánico conocido, por lo que esto puede provocar ansiedad.
  • Palpitaciones cardíacas: comer ciertos alimentos parece desencadenar palpitaciones cardíacas, que son una conciencia de tu corazón y una sensación de latido omitido o latidos cardíacos rápidos. Si bien los médicos lo vincularon a carbohidratos, azúcares y sodio, no está del todo claro qué alimentos pueden desencadenar la palpitación o por qué solo afecta a algunas personas algunos días y no a otras. Lo más probable es que sea una combinación de ansiedad y comida presentes de forma natural. Si bien la razón por la que ocurren no está del todo clara, generalmente son seguros, pero si se produce un latido cardíaco rápido, es muy probable que desencadene ansiedad.
  • Aturdimiento y sensación de llenura: después de comer una gran comida, el cuerpo tiende a disminuir la velocidad. Algunas veces, esto se conoce como coma alimenticio. Cuando tienes ataques de pánico y ansiedad, cualquier cambio en cómo te sientes, como aturdimiento, puede ser un desencadenante de ansiedad. Puede que ni siquiera te des cuenta de que te estás fatigando o te sientes liviano, pero tu cuerpo lo sabe y eso te lleva a más ansiedad.
  • Indigestión: aunque técnicamente no es un síntoma físico propio, la indigestión puede comenzar a aparecer en el momento en que comienzas a comer. Esto puede causar problemas como hinchazón, dolores en el pecho, dolores de estómago, malestar estomacal y más, todo lo cual puede desencadenar ansiedad. También hay algunas teorías de que la ansiedad hace que el cuerpo digiera mal los alimentos, lo que a su vez causa más indigestión. Esa puede ser la razón por la cual aquellos que han detenido su ansiedad ya no experimentan ansiedad después de comer.

También hay más sensaciones físicas que esta. Por ejemplo, aquellos que tienen sensibilidad a ciertos alimentos pueden tener otros síntomas que desencadenan ansiedad. Aquellos que tienen algún tipo de diabetes también pueden tener sensaciones físicas. Los que ingieren cafeína también pueden aumentar las palpitaciones del corazón y diversos síntomas físicos. Todos estos podrían ser factores contribuyentes.

 

Ansiedad y la tripa (intestino)

 

Una razón más amplia propuesta por algunos investigadores de ansiedad es que puede tener algo que ver con el intestino. Muchas personas han llamado al intestino el “segundo cerebro” porque tiende a tener una variedad de funciones nerviosas, hormonas y neurotransmisores que afectan cómo se siente todo el cuerpo. La serotonina incluso está involucrada tanto en el intestino como en la ansiedad.

Es posible que de alguna manera, después de comer, se active algo dentro del intestino y eso haga que la mente comience a experimentar ansiedad. Esta es la razón por la que siempre es una buena idea comer sano cuando tienes ansiedad: aunque no hay evidencia de que la dieta afecte la ansiedad, existen razones para creer que mientras más sano estés y mejor te sientas, menos ansiedad tendrás.

 

Reflujo ácido

 

Aunque esto puede estar relacionado con sensaciones físicas, merece su propia sección. Muchas personas con ansiedad también tienen un trastorno por reflujo gastroesofágico, también conocido como ERGE, acidez estomacal o simplemente “reflujo ácido”. Es la creación de demasiado ácido que también sube por el esófago y causa una serie de problemas, algunos de los cuales incluyen:

  • Dolores en el pecho.
  • Acidez.
  • Gas / hinchazón
  • Malestar estomacal
  • Dificultades para respirar

Incluso hay algunos que creen que también produce palpitaciones cardíacas. Como se mencionó anteriormente, todos estos síntomas pueden causar ansiedad, por lo que si tienes ERGE, puedes estar en riesgo de ansiedad después de comer simplemente porque tienes ansiedad y tu ERGE no se ha mantenido bajo control.

 

Ansiedad de eventos / Asociaciones de ansiedad

 

No toda la ansiedad puede desencadenarse por cómo te sientes. Algunos factores también pueden ser desencadenados por experiencias pasadas. Por ejemplo, supongamos que tuviste una pelea con alguien durante o después de comer. Puedes comenzar a sentir ansiedad cuando terminas de comer a pesar de que técnicamente no está pasando nada.

Del mismo modo, aquellos que han experimentado ataques de pánico ya sea después de comer o en un lugar específico para comer a menudo tienen ansiedad cuando están en la misma situación. Entonces, por ejemplo, si tienes ansiedad en un restaurante, la próxima vez que estés en ese restaurante puedes ser más propenso a la ansiedad. Además, si tuviste un ataque de pánico una sola vez por cualquiera de los motivos enumerados anteriormente después de una gran comida, incluso si las comidas futuras no causan ninguno de los mismos síntomas, puedes tener ansiedad simplemente porque te has asociado con esa gran comida.

Esta es una de las razones por las que comer más sano solo no es suficiente. Porque todavía necesitarás controlar tu ansiedad si quieres romper ese ciclo.

 

Ansiedad por comer y peso

 

Finalmente, tus propios sentimientos sobre cosas como tu peso, tu dieta y más, a menudo pueden afectarte una vez que has completado la alimentación. A menudo, aquellos que tienen ansiedad sobre su peso, por ejemplo, comen compulsivamente y luego experimentan ansiedad después de comer como resultado.

 

Causas de ansiedad después de comer y tratamientos

 

Todos estos son aún solo conjeturas. Aún no está del todo claro qué causa ansiedad después de comer. Puede deberse a cambios en los niveles de tu neurotransmisor u hormona una vez que tienes alimento en tu estómago, o puede deberse a la energía que obtienes de los azúcares o a la forma en que tu cuerpo libera hormonas para controlar el metabolismo.

Sea lo que sea, la ansiedad después de comer parece ser bastante normal. Si te preocupa que puedas tener algo más, comunícate con tu médico. De lo contrario, asegúrate de tomar mi test gratuito de ansiedad de 5 minutos para aprender más sobre tu propia ansiedad y cómo curarla.

Comienza el test aquí.

» Recomendado para ti:

¿Necesitas ayuda con la ansiedad?

Toma mi prueba de ansiedad basada en la ciencia, completamente gratis (no demoraras más de 5 minutos). Después de completarla, descubrirás si tu ansiedad está dentro del “rango normal”, qué partes están desequilibradas y, lo más importante, cómo actuar para controlar tus síntomas. Mi test de ansiedad está hecho específicamente para personas que padecen ansiedad, por favor utilízalo.

Compartir artículo en:

[addtoany]

[Fancy_Facebook_Comments]