Qué hacer cuando la ansiedad causa dolor en la mandíbula
5 (100%) 1 vote

Qué hacer cuando la ansiedad causa dolor en la mandíbula

Hay muchos síntomas de ansiedad que no son bien conocidos entre aquellos que recientemente comenzaron a experimentar ansiedad. La mayoría de las personas están familiarizadas con las náuseas y los latidos acelerados de la ansiedad, pero de lo que muchos no se dan cuenta es de que existen innumerables otros síntomas de ansiedad que pueden afectar a casi todas las partes del cuerpo.

Esto puede crear un problema, porque los síntomas de ansiedad inusuales o inesperados pueden llevar a una mayor ansiedad y, en muchos casos, provocar visitas al médico que de otro modo serían innecesarias. Eso es a menudo lo que sucede cuando la ansiedad causa dolor en la mandíbula.

 

¿Tú dolor de mandíbula se debe a la ansiedad?

 

La ansiedad puede causar dolor en la mandíbula al apretar, tensar y más. También puede hacerte más consciente del dolor de mandíbula que de otra manera podrías ignorar fácilmente. Mi test de ansiedad gratuito de 5 minutos puede brindarte más información sobre tu ansiedad, tu gravedad y si puede relacionarse con tu dolor de mandíbula.

Comienza el test de ansiedad aquí.

Obviamente, la incomodidad en la mandíbula también puede ser causada por cualquier cantidad de problemas dentales. Es por eso que siempre es importante hablar con un dentista, especialmente si ha pasado un tiempo desde que lo visitaste. El dolor de mandíbula también rara vez es el único síntoma de ansiedad que experimentaras.

¿Qué está causando dolor en la mandíbula?

Muchos de los dolores físicos de la ansiedad son causados por la tensión muscular, o simplemente por la tensión en general. Esto tiende a ser especialmente cierto para el dolor de mandíbula y la mayoría de las molestias de la mandíbula y los dientes. La asociación entre ansiedad y dolor de mandíbula no siempre es obvia, pero generalmente hay dos causas:

  • Tensión facial

Todas las formas de tensión facial pueden provocar dolor en la mandíbula. Puede que tampoco te des cuenta de que estás tenso. Las hormonas en el cuerpo pueden tensar los músculos y las articulaciones incluso sin que tú lo hagas. La tensión facial se puede sentir de muchas maneras y, a menudo, el dolor en la mandíbula es uno de los síntomas.

  • Apretar la mandíbula

El apretón de la mandíbula es quizás aún más común. Esta forma de apretar no puede suceder durante el día normal. Muchos de los que tienen ansiedad aprietan los dientes por la noche, a veces con solo rechinar los dientes, y cuando se despiertan, sus dientes y encías han experimentado tanta presión que les causaran cantidades considerables de dolor.

El estrés también puede tener un efecto inusual en tu cuerpo, incluida la mandíbula y los dientes, por lo que puedes descubrir que tu dolor se debe a algo más que las dos causas anteriores. Además, la ansiedad puede hacer que lo que sería un dolor de mandíbula regular se sienta más pronunciado, por lo que un menor dolor en la mandíbula se siente más doloroso porque tu mente no puede dejar de enfocarse en la incomodidad.

 

Cómo detener tu ansiedad y el dolor de mandíbula

 

Hay algunas soluciones rápidas para controlar el dolor de mandíbula de la ansiedad. El mejor lugar para comenzar es con un protector bucal para evitar apretar la mandíbula durante el sueño. Hay varios protectores bucales para aquellos que rechinan los dientes por la noche, y esto puede proporcionar cierto alivio para aquellos con ansiedad persistente.

Una mayor atención también puede proporcionar cierto alivio. Presta atención a tu ansiedad. Cuando sientas que estás estresado, mira cómo se siente tu boca. Si notas que estás apretando, detente. Finalmente, podrás entrenar a tu cerebro para que deje de apretar automáticamente la mandíbula durante períodos de ansiedad intensa.

Sin embargo, la clave será detener por completo tu ansiedad, porque solo así comenzarás a aliviar automáticamente la tensión alrededor de tu boca y área facial. Puedes probar opciones tradicionales, que incluyen:

  • Terapia cognitiva conductual.
  • Medicina.
  • Estrategias herbales.

Sin embargo, hay otras opciones que tienen tasas de éxito muy altas y se pueden completar desde la comodidad de tu hogar.

Ayudé a miles de personas con una amplia variedad de síntomas de ansiedad, incluido el dolor de mandíbula a superar su ansiedad comenzando con mi test gratuito de síntomas de ansiedad. El cual te brinda la oportunidad de completar los síntomas que te están afectando y usar esos síntomas para obtener un tratamiento recomendado y efectivo.

Si aún no lo has hecho, haz clic aquí para comenzar el test.

» Recomendado para ti:

¿Necesitas ayuda con la ansiedad?

Toma mi prueba de ansiedad basada en la ciencia, completamente gratis (no demoraras más de 5 minutos). Después de completarla, descubrirás si tu ansiedad está dentro del “rango normal”, qué partes están desequilibradas y, lo más importante, cómo actuar para controlar tus síntomas. Mi test de ansiedad está hecho específicamente para personas que padecen ansiedad, por favor utilízalo.

Compartir artículo en: