La ansiedad podría explicar el mal sabor en la boca
5 (100%) 2 votes

La ansiedad podría explicar el mal sabor en la boca

La ansiedad puede causar muchos síntomas inusuales. Pero uno de los más extraños es la forma en que la ansiedad afecta el gusto. La ansiedad puede causar genuinamente un mal sabor en la boca, como si hubieras comido algo extraño. Es uno de los síntomas más raros de la ansiedad y, aunque no es peligroso, es muy irritante.

La buena noticia es que el mal gusto de la ansiedad es fácil de entender y, en general, es bastante fácil de reducir. En este artículo, veremos las causas más probables del mal gusto y las cosas rápidas que puedes hacer para reducir el mal sabor en la boca.

 

Mal gusto = ¿Ansiedad?

 

A la mayoría de las personas les resulta difícil creer que la ansiedad pueda afectar sus papilas gustativas, pero la ansiedad realmente hace una gran diferencia en la forma en que tu boca se adapta a los sabores. Sin embargo, el mal gusto casi nunca es el único síntoma de ansiedad. Así que toma mi test gratuito de ansiedad de 5 minutos para ver cuáles son tus otros síntomas de ansiedad y qué puedes hacer para curarlos.

Haz clic aquí para comenzar.

 

Enfermedades que empeoran el mal sabor de boca por la ansiedad

 

Cabe señalar que, en algunos casos, el mal sabor de boca puede ser el resultado de una enfermedad, como la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), que es simplemente peor durante los períodos de alta ansiedad. La ERGE no es necesariamente peligrosa, pero es un trastorno que no está relacionado con la ansiedad, y se sabe que la ansiedad lo empeora.

Hablar con tu médico siempre es una buena idea si estás nervioso. Es posible que desees visitar a un dentista también. Y por su puesto deberías tomar mi test gratuito de ansiedad si aún no lo has hecho, para aprender más sobre tus propios síntomas de ansiedad.

Causas del mal sabor en la boca de la ansiedad

El mal gusto en la boca parece un síntoma de ansiedad tan inusual. Eso es porque es difícil determinar la causa exacta. Definitivamente afecta a muchas personas con ansiedad, pero la razón del mal gusto puede ser cualquiera o todas de las siguientes (o incluso algo que no está en la lista):

  • Cambios de sabor

La razón más probable es que el estrés haga que cambien tus papilas gustativas. La forma en que cambian difiere de persona a persona, pero hay evidencia de que bajo los períodos de estrés intenso, el sentido del gusto de una persona se altera con ella.

  • Respirar por la boca

La ansiedad también conduce a una respiración rápida, generalmente a través de la boca. Este tipo de respiración rápida puede causar que tu lengua se seque y, finalmente, sepa un poco más seca y menos agradable, lo que podría ser la causa del sabor inusual.

  • Pensamiento excesivo

Del mismo modo, cuando tienes ansiedad severa, especialmente en los ataques de ansiedad, no es raro ser más sensible a problemas que ya son desagradables. Por ejemplo, es posible que ya hayas tenido un mal sabor de boca, pero no necesariamente lo sabías. Durante un ataque de pánico, puedes ser más sensible a cosas como el gusto, haciéndote más consciente del mal sabor que ya estaba allí.

También es posible que haya otros problemas en juego aquí. Mencionamos el ERGE, anteriormente, pero el reflujo ácido también puede crear un mal sabor que se ve alterado por la ansiedad. También es posible que estés creando más moco, que puede tener un sabor inusual. Los cambios en la saliva también pueden crear un mal sabor, y es posible que el estrés permita que florezcan las bacterias con mal olor. Es difícil saber la causa exacta, y es posible que sea alguno o todos estos problemas.

 

Cómo abordar el mal gusto

 

La buena noticia es que mejorar el sabor de tu boca es fácil. El gusto sigue siendo el gusto. Si a menudo descubres que tienes un mal sabor de boca en tiempos de ansiedad, entonces la mejor solución es encontrar algo que sepa mejor. Ve algo que te guste para tu aliento cómo un tic tac (aunque debes evitar la menta si crees que puedes tener ERGE). Puede haber algo de goma de mascar disponible o agua que puedas beber. Todo esto reducirá el mal gusto.

En última instancia, la solución a largo plazo es asegurarse de que estás abordando tu ansiedad.

He trabajado con miles de personas que tienen este mal gusto en la boca durante períodos de ansiedad intensa. Les digo a todos que comiencen con mi test gratuito de ansiedad de 5 minutos. El test examinará tus síntomas, los comparará con los síntomas de los demás, te permitirá verificar la severidad de tu ansiedad y te dará recomendaciones para el tratamiento.

Entonces, si aún no lo has hecho, comienza el test de ansiedad aquí.

» Recomendado para ti:

¿Necesitas ayuda con la ansiedad?

Toma mi prueba de ansiedad basada en la ciencia, completamente gratis (no demoraras más de 5 minutos). Después de completarla, descubrirás si tu ansiedad está dentro del “rango normal”, qué partes están desequilibradas y, lo más importante, cómo actuar para controlar tus síntomas. Mi test de ansiedad está hecho específicamente para personas que padecen ansiedad, por favor utilízalo.

Compartir artículo en: