Problemas de esófago
5 (100%) 1 vote

Cómo la ansiedad causa problemas de esófago

La ansiedad afecta literalmente a todas las partes de tu cuerpo. Una de las áreas que afecta es el esófago. La ansiedad conduce a muchos problemas del esófago que son reales y percibidos, y cuando causa estos síntomas a veces puede conducir a otros síntomas y temores que crean más ansiedad.

 

Problemas de esófago = ¿Ansiedad?

 

Si bien solo un médico puede diagnosticar la causa de tus problemas de esófago, la ansiedad tiene un efecto en todos los sistemas de tu cuerpo. Averigua más acerca de cómo detener esa ansiedad y terminar con los problemas del esófago relacionados con la ansiedad al tomar mi test gratuito de ansiedad de 5 minutos, ahora.

Comienza el test aquí.

 

Los problemas en el esófago

Tu esófago es el área de tu cuerpo que transporta comida desde tu boca hasta tu estómago. Está lleno de pequeños músculos y es extremadamente sensible al cambio. Es por eso que tomar mi test de ansiedad es tan importante, para ver cuánta ansiedad puede estar afectando tu esófago.

Si bien la ansiedad y el estrés en realidad pueden conducir a problemas del esófago muy distintos, lo interesante es que no todos los problemas del esófago son físicos. Algunos de ellos son percepciones basadas en la forma en que tu cerebro traduce la información.

La mejor manera de entender es dividir los problemas en “reales” y “percibidos”.

 

Problemas reales del esófago

 

Por “real”, estamos hablando de cambios reales que pueden ocurrir dentro del esófago como resultado de la ansiedad. El más grande es el reflujo ácido. La ansiedad en realidad no crea reflujo ácido, pero lo que hace es exacerbar los síntomas de reflujo ácido. Si ya tuviste enfermedad por reflujo gastroesofágico leve o moderado (ERGE, también conocida como “reflujo ácido”), la ansiedad parece aumentar la cantidad de ácidos estomacales en tu cuerpo y, por lo tanto, aumenta el riesgo de síntomas de ERGE más graves.

Este es un problema no solo porque el reflujo ácido es un trastorno sintomático, sino también porque algunas personas, especialmente aquellas con ataques de pánico, pueden descubrir que su ansiedad se desencadena con mayor frecuencia como resultado de este aumento en los síntomas de ERGE. La ERGE puede causar dolor en el pecho, latidos cardíacos rápidos y otros síntomas que a menudo desencadenan más ansiedad.

Otro problema, aunque esto se discute actualmente, es que las úlceras esofágicas también pueden ser el resultado de la ansiedad. Recientemente ha habido alguna evidencia de que este no es el caso, y que es una combinación de otros factores no relacionados (en realidad puede ser una bacteria), pero el riesgo aún puede estar allí.

 

Problemas de esófago percibidos

 

Sin embargo, lo interesante es que los mayores problemas con los problemas del esófago no son cambios reales en la salud de tu esófago; más bien, se perciben problemas con el esófago como resultado de la ansiedad.

La ansiedad causa dos problemas que conducen a una percepción de problemas del esófago:

  • Hipersensibilidad

El mayor problema es la hipersensibilidad. Cuando sufres de ansiedad, es más probable que tu mente note cada sentimiento negativo dentro de tu cuerpo. Como resultado, ocasionalmente sientes cosas que nunca hubieras sentido sin ansiedad. Por ejemplo, cuando la comida viaja por tu esófago, tu mente puede sentir la comida allí, casi como si estuviera atrapada. Nada ha cambiado técnicamente en tu salud, pero notas la incomodidad más de lo que harías antes.

  • Hiperconciencia

Otro problema proviene de hacer conscientes los movimientos que son normales. ¿Alguna vez te has dado cuenta de que cuando piensas en tu respiración tienes que respirar manualmente, casi como si tu cuerpo te diera el control manual de algo que normalmente hace por sí mismo? Con la ansiedad, eso puede sucederle a todos tus músculos, y algunas personas descubren que comienzan a tener problemas para tragar o dificultad para mover los alimentos hacia abajo. Ese puede ser el resultado de que tu mente te dé demasiado control consciente sobre lo que de otro modo serían movimientos automáticos.

Ninguno de estos es peligroso, porque ninguno de estos son cambios reales en tu salud. Simplemente es tu cuerpo malinterpretando las cosas que están sucediendo y provocando que te sientas mal como resultado.

 

Abordando los problemas esofágicos

 

Debido a que la ERGE y otros problemas existen, ver a un médico siempre es una buena idea. Nunca hay ningún riesgo para que revises tu salud, ya que no es posible autodiagnosticarse problemas de esófago.

Pero una vez que se hayan descartado los problemas de salud, deberás considerar tomar medidas para abordar tu ansiedad. Solo combatiendo tu ansiedad puedes esperar reducir esta sensibilidad, aumentar el reflujo ácido, etc.

Ayudé a muchas personas que sufren de síntomas de esófago a superar su ansiedad. Comienza con mi test gratuito de ansiedad de 5 minutos ahora. El test es la mejor opción de aprender más sobre ti y te brindara recomendaciones para aliviar tu ansiedad.

Comienza el test aquí.

» Recomendado para ti:

¿Necesitas ayuda con la ansiedad?

Toma mi prueba de ansiedad basada en la ciencia, completamente gratis (no demoraras más de 5 minutos). Después de completarla, descubrirás si tu ansiedad está dentro del “rango normal”, qué partes están desequilibradas y, lo más importante, cómo actuar para controlar tus síntomas. Mi test de ansiedad está hecho específicamente para personas que padecen ansiedad, por favor utilízalo.

Compartir artículo en:

[addtoany]

[Fancy_Facebook_Comments]