Problemas digestivos y los efectos de la ansiedad
5 (100%) 1 vote

Problemas digestivos y los efectos de la ansiedad

La ansiedad causa muchos síntomas diferentes. La ansiedad causa dolores de cabeza, causa dolor muscular, incluso es una causa de los pies fríos. Pero no todos experimentan esos síntomas, porque la ansiedad de cada persona individual es diferente.

Sin embargo, un área del cuerpo donde los síntomas siempre parecen desarrollarse es el estómago, ¿Por qué los problemas digestivos son extremadamente comunes en las personas con ansiedad?. En este artículo, exploraremos algunos de los problemas digestivos más comunes y explicaremos algunas de las estrategias que puedes usar para controlarlos.

 

¿Ansiedad que afecta tu digestión?

 

Tu tracto digestivo es increíblemente sensible a cualquier cambio y estrés, ya sea en tu dieta, en los hábitos de sueño o incluso en tu salud mental. Mi test gratuito de ansiedad de 5 minutos puede evaluar la gravedad de tu ansiedad según tus síntomas y brindarte información sobre cómo controlarla.

Comienza el test aquí.

 

¿Cómo la ansiedad crea problemas digestivos?

 

Los problemas digestivos son una parte importante de vivir con ansiedad. De hecho, puede ser tan normal que muchas personas ni siquiera se dan cuenta de que la ansiedad está afectando la forma en que digieren los alimentos. Algunos problemas, como el trastorno de pánico, en realidad pueden empeorar debido a problemas de digestión.

Es casi imposible obtener una lista completa de todas las formas en que la digestión se ve afectada por la ansiedad, pero los siguientes son solo algunos ejemplos de cómo el estrés y la ansiedad pueden afectar tu tracto digestivo:

Sistema nervioso abrumado

 

Los cambios que afectan la digestión no comienzan en tu estómago. En realidad comienzan en tu cerebro.

El cerebro humano tiene una cantidad limitada de recursos. Cuando experimentas ansiedad, lo que en realidad estás experimentando es una activación de la respuesta “luchar o huir”, que está diseñada para que te sea más fácil escapar del peligro.

La respuesta de lucha o huida ocupa gran parte de los recursos de tu cerebro, por lo que para compensarla ralentiza partes de tu cerebro que no son tan necesarias, como los músculos implicados en la digestión. Normalmente, dado que la respuesta de lucha o huida solo se supone que es temporal, nunca notarás que tu digestión ha cambiado. Pero debido a que la ansiedad es un problema constante, a largo plazo y crónico, te queda un tracto digestivo que no se está ejecutando correctamente.

Eso puede causar varios problemas diferentes, pero, por supuesto, a menudo conduce al estreñimiento, la diarrea, el gas, la hinchazón y la indigestión tradicional.

 

Cambios de neurotransmisores

Del mismo modo, los neurotransmisores en tu cerebro que están alterados y afectan el estado de ánimo, como la serotonina, también desempeñan un papel en el envío de señales al intestino. Mientras que la serotonina baja puede causar ansiedad, la ansiedad también puede causar baja de serotonina, y eso significa que algunos de los mensajeros que normalmente viajan en tu cuerpo posiblemente se estén creando a un ritmo menor, lo que provoca problemas de digestión.

 

Lanzamiento de adrenalina

 

Otro problema se relaciona con la adrenalina. Durante la respuesta de lucha o huida, tu cuerpo crea cantidades masivas de adrenalina para darle a tu cuerpo energía extra.

Para crear esa energía, la adrenalina necesita tomarla del “almacenamiento de azúcar”: lugares en tu cuerpo que tienen azúcares que pueden convertirse en un nutriente conocido como glucógeno. Si bien la adrenalina hace esto, tu cuerpo comienza a procesar nutrientes a ritmos que no son ideales. Cambia la forma en que tu cuerpo también procesa los nutrientes y podría afectar la salud digestiva.

 

Crecimiento bacteriano / Sistema inmune

 

Dentro de tu intestino están las bacterias. Estas bacterias son buenas y malas. La mayoría de las bacterias son “buenas bacterias” y están diseñadas para ayudarte a digerir los alimentos y mejorar tu salud general.

Pero estas bacterias necesitan estar en el equilibrio correcto. Las buenas bacterias luchan constantemente contra las bacterias malas y, en algunos casos, las bacterias malas pueden ganar. Además, las bacterias buenas solo son “buenas” cuando otras buenas bacterias las mantienen bajo control. Si algo sucede que causa cualquier tipo de sobrecrecimiento bacteriano, puede dañar la fortaleza de tu estómago.

Por razones que no están del todo claras pero que probablemente tienen que ver con la forma en que la ansiedad debilita el sistema inmune, el equilibrio bacteriano dentro del intestino parece verse afectado por el estrés. Aquellos que experimentan ansiedad a largo plazo pueden tener bacterias inadecuadamente balanceadas que no digieren los alimentos correctamente y finalmente causan problemas de digestión.

 

Problemas del sueño

 

A veces el problema no es tan complicado. Un problema común que empeora la digestión es la falta de sueño. El sueño es una parte absolutamente crucial de la digestión. Asegura que el cuerpo este en su nivel máximo de energía, por lo que los alimentos pasan a través del ritmo adecuado y las hormonas y enzimas se recargan.

La ansiedad a menudo puede hacer que sea más difícil conciliar el sueño. Si estás constantemente privado de sueño, entonces estás creando tensiones físicas que en última instancia contribuyen a un aumento en los problemas digestivos.

 

Ácidos estomacales

 

La ansiedad también se ha relacionado con un aumento en los ácidos estomacales. Los efectos de esto no son del todo claros, pero es probable que el aumento en los ácidos estomacales crea problemas para digerir los alimentos, e incluso puede afectar a los alimentos una vez que ingresan a los intestinos como resultado del mayor contenido de ácido.

 

¿Cómo los problemas de digestión pueden crear ansiedad?

 

Desafortunadamente, en muchos casos, los problemas de digestión también pueden contribuir a una mayor ansiedad. La indigestión puede crear dolor y malestar, dos problemas que se sabe que aumentan los síntomas de ansiedad. El gas puede provocar dolores en el pecho, y si sufres ataques de ansiedad, los dolores en el pecho a menudo pueden desencadenarlos.

Cualquier tipo de malestar a largo plazo tiene el potencial de crear o aumentar la ansiedad, por lo que si tu ansiedad está causando indigestión y un equilibrio nutricional deficiente, hay una gran posibilidad de que el estrés y la mala digestión que tienes en tu cuerpo tenga repercusiones a largo plazo.

 

¿Cómo mejorar la digestión de la ansiedad?

 

Gran parte de los problemas digestivos son el resultado de problemas que simplemente no puedes controlar si tienes ansiedad. La ansiedad siempre afectará la digestión a nivel celular y químico, bajando tu cerebro a favor de los síntomas de ansiedad. Entonces, si aún padeces ansiedad, es probable que sufras de indigestión. Pero hay algunos consejos que pueden ayudar:

  • Come alimentos fáciles de digerir

La digestión sigue siendo la parte primordial del organismo humano. A pesar de que tu cuerpo está creando problemas digestivos, los alimentos que comes van a contribuir a los efectos de esos problemas digestivos. Por lo tanto, asegúrate de comer alimentos saludables que sean fáciles de digerir y evita los alimentos pesados y cualquier otra cosa que dificulte aún más el funcionamiento de tu cuerpo.

  • No evites dormir

No todos los problemas de sueño van a ser tu culpa. Si tienes ansiedad, puedes descubrir que esta te mantiene despierto. Pero si tienes la oportunidad de dormir, no lo desaproveches. Haz todo lo posible para dormir siempre por la noche y asegúrate de que tu cuerpo esté funcionando bien.

  • Ejercicio

El ejercicio también parece tener un efecto en la digestión. Pueden ser las cualidades que disminuyen la ansiedad. El ejercicio como el jogging es en realidad una herramienta increíblemente efectiva para lidiar con el estrés. Pero el ejercicio en general parece tener algún beneficio en mejorar la capacidad para digerir los alimentos. Así que asegúrate de hacer ejercicio regularmente para ayudarte a encontrar alivio.

En general, estas son solo algunas de las cosas que puedes hacer para tratar de asegurarte de que tu salud digestiva mejore. Pero aún necesitarás controlar la ansiedad general si realmente deseas ver la diferencia.

He ayudado a miles de personas que sufren de ansiedad y digestión a controlar mejor su ansiedad. Comienza con mi test gratuito de ansiedad de 5 minutos. Esta prueba es una gran manera de aprender tanto como sea posible sobre tus síntomas de ansiedad y cómo curarlos.

Comienza el test aquí ahora.

» Recomendado para ti:

¿Necesitas ayuda con la ansiedad?

Toma mi prueba de ansiedad basada en la ciencia, completamente gratis (no demoraras más de 5 minutos). Después de completarla, descubrirás si tu ansiedad está dentro del “rango normal”, qué partes están desequilibradas y, lo más importante, cómo actuar para controlar tus síntomas. Mi test de ansiedad está hecho específicamente para personas que padecen ansiedad, por favor utilízalo.

Compartir artículo en:

[Fancy_Facebook_Comments]