Problemas intestinales
5 (100%) 1 vote

Problemas de ansiedad y problemas intestinales

Todo tu sistema de digestión es increíblemente delicado. Incluso el problema más pequeño puede hacer que reacciones mal, dando lugar a muchos tipos diferentes de problemas intestinales que pueden causar desde molestias leves hasta angustia significativa.

Los problemas intestinales son un problema común con la ansiedad, ya que el estrés de la ansiedad altera las hormonas, cambia la velocidad de la digestión y ejerce una presión considerable sobre los intestinos. Este artículo explora algunos de los problemas intestinales más comunes de la ansiedad.

 

¿Tu intestino causa ansiedad?

 

Es casi imposible diagnosticar problemas intestinales sin la intervención de un médico. Pero los problemas intestinales son un síntoma de ansiedad común que, para algunas personas, puede ser lo suficientemente problemático como para tener un gran impacto en sus vidas. La mejor manera de saber si tu ansiedad es lo que puede estar causando tus problemas intestinales es consultar a un médico y tomar mi test gratuito de 5 minutos de ansiedad.

Comienza el test aquí.

 

Tipos de problemas intestinales por ansiedad

Todo tu tracto digestivo es increíblemente complejo. En muchos sentidos, no hay problemas intestinales que no puedan ser causados por la ansiedad. Además, puede ser difícil relacionar específicamente la ansiedad y los problemas intestinales.

A continuación se muestra un desglose rápido de algunos de los problemas intestinales de ansiedad. No es una lista completa, y podrías sufrir problemas intestinales que son muy diferentes a los que se describen a enseguida:

Diarrea y estreñimiento

 

Los dos problemas más comunes son diarrea y estreñimiento. Estos problemas digestivos básicos afectan a casi todas las personas que viven con estrés severo.

Lo interesante es que no está claro qué causa estos problemas. Es probable que tu ansiedad altere la digestión y altere la ingesta de agua en los intestinos de alguna manera que ralentiza la comida o empuja los alimentos demasiado rápido a través del tracto digestivo.

Es importante tener en cuenta que los mismos neurotransmisores que pueden llevar a la ansiedad cuando están fuera de equilibrio, como la serotonina, también juegan un papel al decirle a tu intestino cómo reaccionar. Por lo tanto, es posible que las personas con ansiedad simplemente no tengan suficientes neurotransmisores específicos que sean necesarios para el correcto funcionamiento del intestino.

 

Gas

 

Otro problema común con los intestinos es el gas y la flatulencia. Durante los períodos de ansiedad intensa, el cuerpo tiende a procesar los alimentos de manera deficiente, y los alimentos mal procesados pueden conducir a gases.

También hay otros factores. Las personas con ansiedad son propensas a la deglución de aire y la hiperventilación, esto puede conducir a un exceso de aire en el cuerpo. Por lo general, este aire se libera por la boca, pero en algunos casos se puede liberar a través del intestino.

 

Heces decoloradas

 

Otro problema, y que a menudo va de la mano con la diarrea, aunque no siempre, es la decoloración de las heces. La ansiedad puede empujar los alimentos a través del tracto digestivo demasiado rápido. Los alimentos generalmente adquieren sus colores a medida que se mueven por los intestinos, por lo que si en algún momento los alimentos permanecen demasiado tiempo en una mancha o se mueven demasiado rápido a otra, es posible que no obtengan los colores a los que tradicionalmente la gente está acostumbrada con sus heces. Éstas incluyen:

  • Heces amarillas
  • Heces negras.
  • Heces color marrón grisáceo.

Cada vez que tengas preocupaciones sobre el color de tus heces, debes consultar a un médico, especialmente si te preocupa la presencia de sangre en las heces. Pero a menudo estos colores son el resultado de la ansiedad que lleva los alimentos hacia el tracto digestivo a ritmos inusuales.

 

Síndrome del intestino irritable

 

Existe un trastorno completo que está relacionado específicamente con la ansiedad y el estrés. Algunos creen que el síndrome del intestino irritable, o SII, es causado por el estrés. Otros creen que es causado por otra cosa, pero los brotes ocurren cuando estás estresado.

De todos modos, se sabe que el SII está relacionado con la ansiedad de alguna manera, y muchos describen cómo tienen ataques de pánico durante y después de las deposiciones como resultado de su SII. El SII tiene todos los síntomas de otros problemas intestinales, como diarrea, gases y molestias estomacales severas. Pero tiende a ser más constante y puede requerir atención médica adicional.

 

La “necesidad de ir”

 

Finalmente, la ansiedad también puede causar la sensación de necesitar ir al baño a pesar de que no es tu horario habitual o hayas ido durante el día.

Esto se debe a que cuando se activa el sistema de lucha o huida, la presión se acumula dentro del cuerpo y puede hacer que las heces se sientan como que deben salir. El cuerpo también usa tanta energía en momentos de intenso estrés que tiene menos energía para mantener el esfínter anal en su lugar.

Algunos también creen que la ansiedad puede crear la necesidad de ir automáticamente como parte de la razón de la lucha o huida, aunque el beneficio evolutivo de esto no es tan claro. Es posible que durante los períodos de miedo extremo, el cuerpo no quiera gastar energía conteniendo heces cuando puede necesitar esa energía para luchar o huir.

 

¿Cómo superar los problemas intestinales?

 

Tratar con un intestino complicado puede ser muy difícil, porque el intestino en sí es un proceso completamente automático. Lo mejor que puedes hacer por ti mismo es asegurarte de que estás digiriendo los alimentos más saludables para que tu intestino tenga que trabajar menos.

A pesar de que los problemas intestinales no se basan necesariamente en los alimentos, al cuerpo le resulta más fácil digerir alimentos saludables con alto contenido de fibra. En caso de que la ansiedad altere tu digestión, los alimentos que fueron más fáciles de digerir serán menos efectivos que los alimentos que son más difíciles de digerir, como los alimentos grasos y los fritos. Comer más sano puede ser de gran ayuda.

Más allá de eso, la clave será superar tu ansiedad. Tus problemas intestinales no son más que una reacción a tu salud mental general, por lo que cuanto más rápido cures tu salud mental, mejor te sentirás.

Ayudé a miles de personas con problemas de ansiedad a superarlos. La única forma de ayudar con precisión es que tomes mi test gratuito de ansiedad de 5 minutos. El test está diseñado para considerar cuidadosamente tus síntomas y proporcionarte una instantánea e interesante respuesta de tu ansiedad.

Haz clic aquí para tomar el test.

» Recomendado para ti:

¿Necesitas ayuda con la ansiedad?

Toma mi prueba de ansiedad basada en la ciencia, completamente gratis (no demoraras más de 5 minutos). Después de completarla, descubrirás si tu ansiedad está dentro del “rango normal”, qué partes están desequilibradas y, lo más importante, cómo actuar para controlar tus síntomas. Mi test de ansiedad está hecho específicamente para personas que padecen ansiedad, por favor utilízalo.

Compartir artículo en:

[addtoany]

[Fancy_Facebook_Comments]