Ansiedad y problemas respiratorios
5 (100%) 2 votes

Ansiedad y problemas respiratorios

Una de las partes más difíciles de vivir con ansiedad es experimentar síntomas que causan más ansiedad. Es por eso que los problemas respiratorios causados por la ansiedad son quizás el peor tipo de síntoma. Cada vez que luchas con tu respiración o tus pulmones, es probable que experimentes un estallido de ansiedad, y eso es lo que a menudo vemos en aquellos que viven con trastornos de ansiedad.

Hay muchos problemas respiratorios diferentes, cada uno causado por diferentes problemas. En este artículo, exploraremos algunos de los más comunes y luego veremos cómo puedes prevenirlos.

 

Problemas respiratorios = ¿Ansiedad?

 

¿Has ido al médico recientemente y tu corazón y pulmones estaban en buen estado de salud? Es posible que sufras de ansiedad, lo que puede provocar varios problemas con la respiración y la respiración percibida. Aprende más sobre tu ansiedad con mi test gratuito de ansiedad de 5 minutos.

Comienza el test aquí.

 

Tipos de problemas respiratorios de ansiedad

Los problemas de respiración con ansiedad tienden a estar relacionados con el tipo de ansiedad que experimentas. Muchos de ellos también se perciben, pero no es un problema real, lo que significa que no hay nada malo con tus pulmones o corazón, pero hay una sensación que hace que parezca que algo anda mal.

La ansiedad en realidad cambia tus hábitos respiratorios. No está claro cómo o por qué exactamente las personas aprenden a respirar de manera diferente cuando sufren de ansiedad, pero hay varios problemas en juego:

  • La ansiedad es la activación de tu sistema de lucha o huida, que bombea adrenalina a tu torrente sanguíneo. Esto puede hacer que tu respiración se acelere como resultado, lo que a su vez causa algunos de los problemas que discutiremos momentáneamente.
  • La ansiedad también puede hacer que pienses demasiado sobre tu respiración, lo que te hace respirar de forma ineficiente. Esto en realidad tiene muchos de los mismos efectos que respirar rápidamente, pero sin acelerar necesariamente cada respiración.

Este último punto es donde mucha de la confusión tiende a surgir. Cuando piensas en tu respiración, tu respiración ya no se convierte en un proceso automático. Lo haces temporalmente de forma manual, lo que significa que eres tú quien decide cuánto respirar y qué tan rápido.

La gente piensa que necesitan mucho más aire de lo normal, por lo que tienden a tomar respiraciones más profundas de lo que su cuerpo necesita. Esto tiene el mismo efecto de respirar demasiado rápido, y ambos pueden causar un problema conocido como hiperventilación.

 

¿Qué es la hiperventilación?

 

La hiperventilación es la causa principal de la mayoría de los problemas respiratorios causados por la ansiedad. La palabra en sí misma significa “sobre-respirar”. Las escuelas enseñan que tu cuerpo convierte el oxígeno en dióxido de carbono y luego se deshace de él, pero la mayoría de las escuelas no enseñan que el dióxido de carbono es realmente algo que tu cuerpo necesita. Muchos de los procesos en tu cuerpo dependen del balance correcto de dióxido de carbono para poder operar.

Cuando respiras demasiado rápido, el problema no es mucho oxígeno, es muy poco dióxido de carbono. Tu cuerpo esencialmente exhala tu dióxido de carbono antes de que tengas la oportunidad de producir más, lo que hace que tus células sanguíneas se oxigenen en exceso.

La hiperventilación es responsable de una serie de problemas diferentes, sobre todo dolores en el pecho, aturdimiento y ritmo cardíaco acelerado. Pero también causa varios problemas relacionados con la dificultad respiratoria:

  • Problemas para respirar (sensación)

Aunque la hiperventilación es demasiado oxígeno, la respuesta del cuerpo es sentir que no está recibiendo suficiente oxígeno. Este efecto paradójico es a menudo un problema, porque la persona que está hiperventilando responde tratando de respirar profundamente, lo que empeora la hiperventilación. Esta es una de las razones por las que las personas desarrollan ataques de pánico, ya que continúan hiperventilando más y más y experimentan un empeoramiento gradual de los síntomas.

  • Incapacidad para expandir el pecho / necesidad de bostezar

Un problema similar que está directamente relacionado con la sensación y los problemas para respirar es la sensación de que realmente necesitas bostezar, pero al descubrir que cuando comienzas no puedes bostezar (expandir tu pecho por completo). Esto hace que sientas que algo anda mal con tus pulmones, aunque en realidad simplemente no necesitas el aire.

Los dolores en el pecho para muchos también son un tipo de problema respiratorio que a menudo se asocia con ataques cardíacos. Es una de las razones por las cuales muchas de las personas con ansiedad desarrollan problemas de salud y acuden a un médico.

La hiperventilación es la principal causa de problemas respiratorios asociados con la ansiedad.

 

Otros problemas respiratorios

 

La ansiedad también puede conducir a otros tipos de problemas respiratorios. Debido a la hiperventilación, los ataques de asma son notorios en personas con asma y ansiedad.

Algunas personas encuentran que la ansiedad parece hacerlos toser, posiblemente como resultado del aire seco o un aumento de la mucosidad. Se cree que las alergias aumentan cuando alguien tiene ansiedad, lo que también puede generar tos.

Finalmente, la ansiedad puede llevar a la hinchazón. Si bien la hinchazón no es necesariamente un problema respiratorio, algunas personas afirman que su hinchazón hace que tengan problemas para respirar por completo.

 

¿Cómo abordar los problemas respiratorios de ansiedad?

 

La mejor manera de detener estos problemas respiratorios es deteniendo la ansiedad. Dado que la causa es la ansiedad, la solución es aprender a controlar tu ansiedad, que en última instancia controlará tu respiración. Pero mientras tanto, considera los siguientes consejos para dejar de hiperventilar tan a menudo:

  • Practica la respiración profunda

Un método es simplemente practicar la respiración nuevamente. La hiperventilación en realidad puede convertirse en un problema separado, conocido como “síndrome de hiperventilación”, que es cuando comienzas a hiperventilar incluso cuando no hay ansiedad presente. Puedes superar esto pasando aproximadamente 30 minutos al día reentrenando tu cuerpo para respirar, usando respiraciones lentas, profundas y controladas. Considera la posibilidad de tomar clases de yoga, ya que este tipo de actividades te enseñan mejores hábitos de respiración y son más agradables que sentarse en la casa.

  • Aprende a dejar de hiperventilar

Una vez que hayas comenzado a hiperventilar, tu cuerpo tardará un tiempo en volver a la normalidad. Pero, mientras tanto, hay formas de evitar que la hiperventilación empeore. Lo más importante que debes recordar es luchar contra el impulso de expandir tu pecho o respirar más oxígeno del que necesitas. En cambio, reduce la velocidad de tu respiración, toma al menos 5 segundos para inhalar, sostén por 2 o 3, luego toma 7 segundos para exhalar. Esto te ayudará a recuperar tus niveles de dióxido de carbono.

  • Caminar / correr

A veces es difícil estar en medio de un ataque de pánico para hacer cualquier cosa que eleve tu ritmo cardíaco, pero los estudios han demostrado que caminar y correr, mientras estás hiperventilando y en general, parecen tener beneficios positivos ya que ayudan a prevenir la hiperventilación. Lo más probable es que el movimiento, el flujo sanguíneo y la forma en que tu cuerpo respira cuando camina te ayuden a recuperar el control de tu respiración y tus niveles de dióxido de carbono. El ejercicio también es conocido por reducir la ansiedad en general.

Estas estrategias te darán una forma de combatir la hiperventilación, y aunque no curarán tu ansiedad, deberían disminuir los síntomas de ansiedad.

Pero para deshacerte realmente de los problemas respiratorios, debes curar tu ansiedad.

Realiza mi test gratuito de ansiedad de 5 minutos para obtener más información. El test te proporcionará tu perfil completo de ansiedad que puedes usar para ayudarte a combatir tu ansiedad para siempre.

Comienza el test de ansiedad aquí.

» Recomendado para ti:

¿Necesitas ayuda con la ansiedad?

Toma mi prueba de ansiedad basada en la ciencia, completamente gratis (no demoraras más de 5 minutos). Después de completarla, descubrirás si tu ansiedad está dentro del “rango normal”, qué partes están desequilibradas y, lo más importante, cómo actuar para controlar tus síntomas. Mi test de ansiedad está hecho específicamente para personas que padecen ansiedad, por favor utilízalo.

Compartir artículo en:

[Fancy_Facebook_Comments]