Respiración superficial
5 (100%) 2 votes

La ansiedad siempre viene con una respiración superficial

Hay muchos síntomas de ansiedad que causan una cantidad considerable de miedo y pueden desencadenar ataques severos. Éstos incluyen:

  • Dolores en el pecho
  • Aturdimiento
  • Debilidad y hormigueo
  • Latidos rápidos

Estos síntomas pueden ser muy atemorizantes, de hecho, es tan aterrador que algunas personas son hospitalizadas porque les preocupa tener un ataque al corazón. Lo que la mayoría de las personas no se dan cuenta, sin embargo, es que todos estos síntomas son causados por un problema común de ansiedad: la respiración superficial.

 

Respiración superficial = ¿Ansiedad?

 

Si nunca has hablado con un médico antes, siempre es bueno revisar tu corazón y tus pulmones. Pero encontrarás que la respiración superficial es en casi todos los casos causada por la ansiedad. Es uno de los problemas de ansiedad más comunes y más problemáticos. Realiza mi test gratuito de ansiedad para obtener más información sobre cómo la respiración superficial afecta tu ansiedad.

Comienza el test aquí.

 

La respiración superficial afecta a todos aquellos con ansiedad

La respiración superficial se define como respiraciones pequeñas y cortas. Cuando son causadas ​​por la ansiedad, casi nunca son peligrosas y rara vez indican un problema de salud subyacente (aunque la obesidad puede aumentar el riesgo de respiración superficial). Sin embargo, este pequeño síntoma de ansiedad puede causar una cascada de reacciones que han causado estragos en millones de personas con ansiedad.

El problema no es el poco aire

Cuando las personas hablan sobre la respiración superficial, su principal preocupación es si están recibiendo suficiente oxígeno. Las respiraciones cortas y rápidas hacen que las personas sientan que necesitan respiraciones más profundas, por lo que intentan bostezar o respirar profundamente para compensar.

Desafortunadamente, esto empeora las cosas.

Pero es mejor comenzar desde el principio. La razón por la cual la ansiedad causa una respiración superficial es porque la ansiedad es la activación de tu sistema de lucha o huida. Es una adaptación evolutiva diseñada para mantenerte a salvo de cualquier daño. Cuando te enfrentas al peligro, el ritmo cardíaco se acelera y tu respiras más rápido para obtener más oxígeno para luchar o huir.

Aquellos con ansiedad no enfrentan ningún temor, pero su cuerpo reacciona como si lo estuvieran. Eso es lo que crea un trastorno de ansiedad. El cuerpo está constantemente liberando adrenalina y reaccionando como si la persona estuviera en una situación temerosa, aunque no lo este.

 

Las complicaciones de la respiración superficial

A medida que tu sistema de lucha o huida se activa y tu respiración se acelera, comienza la respiración superficial durante todo el día. Esto significa que aquellos con ansiedad tienen respiración superficial durante minutos y horas seguidas, y esto crea otro problema: la hiperventilación.

La respiración superficial no significa que necesites más oxígeno. En realidad, significa que estás respirando demasiado; exhalas dióxido de carbono demasiado rápido, antes de que tu cuerpo tenga la oportunidad de producir más. El oxígeno llena los pulmones cuando respiras, pero el dióxido de carbono tarda en desarrollarse, y cuando respiras poco, cada expulsión de la respiración consume más Co2 del que ha creado tu cuerpo.

Si haces esto por mucho tiempo, hiperventilarás. El problema es que la hiperventilación hace que tu cuerpo sienta que no está recibiendo suficiente oxígeno. Esencialmente, te hace sentir que necesitas tomar respiraciones más profundas y absorber tanto aire como sea posible. Esto empeora todos los síntomas de hiperventilación.

Entonces, no debería sorprender que la hiperventilación sea la causa de una serie de otros efectos secundarios de la ansiedad, que incluyen:

  • Dolores en el pecho
  • Aturdimiento
  • Debilidad y hormigueo
  • Latidos rápidos

Incluso puede causar mareos, problemas para concentrarse / pensar y muchos otros dolores, molestias y sensaciones extrañas en todo el cuerpo. En cierto modo, la respiración superficial causa casi todos los síntomas de ansiedad más preocupantes.

 

Respiración rápida durante un ataque de pánico

 

Los ataques de pánico a menudo son provocados por esta hiperventilación, y durante un ataque de pánico, cuando tu ansiedad está en su punto más alto, a menudo respiras con mayor rapidez. Esto empeora los síntomas de ansiedad y hace que el cuerpo sienta que algo muy terrible está saliendo mal.

 

¿Cómo detener la respiración superficial?

 

Por todas estas razones, la respiración superficial es una de las cosas más importantes para controlar cuando tienes ansiedad. A menudo esto es más fácil decirlo que hacerlo. Considera los siguientes consejos importantes para comprender la respiración superficial y tu ansiedad:

  • Mindfulness (atención plena)

Tu primer paso es aprender más acerca de la respiración superficial y la hiperventilación con el fin de obtener una mayor conciencia de ti mismo acerca de cómo estás reaccionando a tu ansiedad. Enfócate en la atención plena. Intenta notar cuándo estás respirando poco profundo, observa cuándo se activa la hiperventilación y observa lo que estás haciendo para contribuir a ello. Una vez que comprendas estos puntos, será más fácil de controlar la respiración superficial.

  • Respiración lenta

También querrás reducir la velocidad de tu respiración y luchar contra la necesidad de respirar profundamente. Demasiado oxígeno empeorará los síntomas. Intenta tomar respiraciones muy lentas y muy deliberadas. Tómate por lo menos 5 segundos para inspirar. Mantén por 2 segundos. Luego exhala por 6 a 7 segundos. Esto te ayudará a recuperar parte de tu dióxido de carbono al mismo tiempo que te permite respirar cómodamente.

  • Reentrenamiento de la respiración

Tu cuerpo puede eventualmente olvidar cómo respirar de una manera saludable. Es por eso que también debes considerar inscribirte en una clase de yoga o meditación. Muchas personas creen que tanto el yoga como la meditación son muy útiles para controlar la ansiedad. Pero más allá de eso, ambos implican volver a entrenarse para respirar. Tendrás que recordarle a tu cuerpo cómo respirar de una manera más sana, para que no sigas respirando superficialmente incluso cuando no tengas ansiedad.

La respiración superficial también puede hacer que pienses en tu respiración más de lo que lo hacías en el pasado. Desafortunadamente, aquellos que piensan en su respiración tienden a pensar que su cuerpo necesita más aire de lo que obtiene, y eso también aumenta el riesgo de hiperventilación.

Es por eso que gran parte de tu habilidad para controlar la respiración superficial vendrá de si puedes o no detener tu ansiedad. No siempre puedes controlar cómo te sientes durante un ataque de ansiedad, pero puedes controlar si obtienes estos ataques en primer lugar al aprender a detener tu ansiedad en seco.

He ayudado a miles de personas que sufrieron problemas de respiración superficial en el pasado. Los inicio con mi test gratuito de ansiedad de 5 minutos para asegurarme de que sean candidatos para algunos de los tratamientos efectivos.

Comienza el test aquí.

» Recomendado para ti:

¿Necesitas ayuda con la ansiedad?

Toma mi prueba de ansiedad basada en la ciencia, completamente gratis (no demoraras más de 5 minutos). Después de completarla, descubrirás si tu ansiedad está dentro del “rango normal”, qué partes están desequilibradas y, lo más importante, cómo actuar para controlar tus síntomas. Mi test de ansiedad está hecho específicamente para personas que padecen ansiedad, por favor utilízalo.

Compartir artículo en:

[Fancy_Facebook_Comments]