Toda la información acerca de los temblores en el cuerpo por ansiedad
5 (100%) 1 vote

Ansiedad y temblores

El temblor posiblemente, es el síntoma más común de ansiedad y una de las formas más claras de decir que estás nervioso. Hay oradores públicos confiados, hombres y mujeres acostumbrados a estar frente a una audiencia, cuyas manos temblarán violentamente durante sus presentaciones, porque es una parte de la ansiedad y el nerviosismo que es muy difícil de controlar.

Temblar  es una de las señales más obvias de que otros tienen ansiedad y uno de los síntomas que causa la mayor incomodidad. En este artículo exploraremos las causas y soluciones a la agitación ansiosa.

 

Sentirse tembloroso: un signo común de ansiedad

 

En esencia, la ansiedad es específicamente estrés a largo plazo. Cada día que vives con ansiedad es un día en que le aplica estrés a tu cuerpo, y tanto la ansiedad como el estrés crean síntomas bastante comunes que pueden dañar tu confianza en situaciones sociales y dificultar la realización de las tareas cotidianas.

Sentirse tembloroso es un síntoma común de ansiedad y uno que la mayoría de la gente ha experimentado en algún momento de su vida. A veces es posible que el temblor sea el único síntoma, o uno de los primeros síntomas que las personas notan cuando se sienten nerviosos. Hay formas de reducir el temblor, pero desafortunadamente la adrenalina aumenta y hace que sea difícil controlarlo por completo.

 

¿La ansiedad te hace temblar?

 

Tengo una prueba gratuita de ansiedad de 5 minutos que puntuará tu gravedad de ansiedad, comparará tu ansiedad con los demás y te brindará recomendaciones e información de tratamiento personalizado. Si notas que a menudo estás nervioso por la ansiedad, haz la prueba para obtener más información.

Comienza la prueba de ansiedad aquí.

 

Temblor temporal y problemático

De vez en cuando, te encontrarás nervioso. Puedes estar en una primera cita. Puedes tener una prueba importante. Tal vez tienes que hablar en público. Estos son todos los momentos naturales para sentirse nervioso, y desafortunadamente hay pocas formas de controlar el temblor. En este caso, tienes ansiedad saludable.

Pero hay muchas personas que tiemblan todo el tiempo, en momentos aleatorios del día, incluso cuando no hay nada que lo desencadene. Hay personas que tiemblan en el trabajo, en casa y cada vez que tienen un ataque de pánico. Esto puede ser un trastorno de ansiedad.

 

¿Por qué nos sentimos temblorosos?

 

Durante períodos de intenso nerviosismo o ansiedad, la adrenalina se bombea al cuerpo cuando se activa el sistema “lucha o huida”. Esa es la razón por la que temblamos antes de una gran prueba o cuando nos enfrentamos a una situación peligrosa. Tu cuerpo se está preparando esencialmente para correr.

Cuando sufres de trastornos de ansiedad, tu sistema de lucha / huida actúa por sí mismo. Estás recibiendo estas ráfagas de energía y tu cuerpo comienza a temblar como resultado. Pero como no estás huyendo ni luchando, tu cuerpo simplemente continúa temblando, y eso puede causar angustia significativa para aquellos que intentan mantener la calma.

 

Por qué el cuerpo se sacude durante la ansiedad

 

La sacudida es el resultado de una herramienta evolutiva que debe mantenerte a salvo en tiempos de peligro. Durante la ansiedad intensa, tu cuerpo está inundado de adrenalina / epinefrina. La adrenalina es energía pura, y tu cuerpo tiembla como resultado.

 

Cuando tu temblor es un problema

 

La ansiedad es saludable, tanto como la palabra misma ha sido satanizada. Sin ansiedad, no tendrías ni idea de qué deberías temer, y si te enfrentaras al peligro, te sería mucho más difícil huir o protegerte.

Es por eso que durante pequeños eventos, como, pelearse o pedirle a alguien que se case contigo, te pones nervioso. Te enfrentas a una situación que es aterradora, emocionante o peligrosa para ti, por lo que tu ansiedad reacciona como resultado. Tu necesitas esa ansiedad para tomar buenas decisiones y mantenerte a salvo.

El problema no es la ansiedad en sí misma, y no son los temblores. Por mucho que sería bueno no temblar (como en una primera cita), el temblor es una respuesta natural y saludable. El problema es cuando no puedes controlar tu ansiedad incluso cuando no enfrentas ese tipo de situaciones. Cuando eso ocurre, puedes tener un trastorno de ansiedad.

Efectos de los trastornos de ansiedad

 

Un trastorno de ansiedad ocurre cuando experimentas ansiedad sin ninguno de estos tipos de indicaciones. Las personas con un trastorno de ansiedad pueden temblar sin enfrentarse a ninguna situación peligrosa. Por ejemplo:

  • Trastorno de ansiedad generalizada

Se puede producir agitación todo el tiempo o debido a pensamientos nerviosos. Todos, incluso aquellos que no tienen ansiedad, pueden temblar cuando se enfrentan a una situación que causa nerviosismo. La gente tiembla en las primeras citas, tiemblan antes de las pruebas, tiemblan cuando tienen una reunión con su jefe; temblar es una experiencia increíblemente normal, pero que a la vez es perjudicial.

  • Trastorno de pánico

Puede producirse un temblor antes, durante y después de un ataque de pánico. La sacudida puede ser muy común. Este tipo de temblor es absolutamente causado por el miedo intenso que experimentan aquellos con ataques de pánico. Las personas con ataques de pánico también pueden experimentar temblores ocasionales sin un desencadenante aparente, y esa sacudida en realidad puede causar un ataque de pánico en sí, ya que la persona se preocupa de que algo esté mal.

  • Trastorno de estrés postraumático

Puede producirse un temblor en caso de ruidos fuertes por ejemplo. Las personas con ansiedad diaria pueden sentirse temblorosas o tener temblores en las manos, los pies, etc. No está necesariamente claro qué es lo que está causando esto, pero el estrés a largo plazo y un TEPT pueden tener efectos inusuales en tu cuerpo, por lo que no debería sorprenderte que experimentes temblores durante situaciones inusuales.

Cuando tu cuerpo comienza a experimentar temblores sin ninguna indicación, puede ser señal de que padeces una ansiedad más grave. Hay causas físicas de temblores, pero estas tienden a ser menos comunes. Solo un médico puede confirmar que te sientes tembloroso debido a la ansiedad y no debido a algún problema de salud. Además, durante períodos de estrés, el cuerpo puede agotar recursos importantes, como agua o magnesio. A veces, el cuerpo tiembla como resultado de esta pérdida de nutrientes.

 

Otros factores que afectan el temblor

 

Es posible que estés temblando por otras razones. La diabetes y la enfermedad de Parkinson están relacionadas con sacudidas y temblores. La deshidratación es en realidad una causa común de temblores: si no tienes suficiente agua, tu cuerpo puede comenzar a temblar. El frío también causa temblores.

Pero muchas veces descubrirás que lo que realmente estás sufriendo es ansiedad. Esta es una de las razones por las que te recomiendo mi test de ansiedad, para ver si tus síntomas coinciden con la experiencia de otras personas cuando sufren de un trastorno de ansiedad. 

 

Cómo dejar de temblar y qué hacer si estas temblando

 

Muchas personas quieren dejar de sentirse temblorosas durante los períodos de ansiedad. Sentirse inestable hace que sea difícil mostrar su confianza y puede hacer que se sientan incómodas en muchas situaciones de la vida.

Controlar el temblor a corto plazo es más difícil que controlar la ansiedad a largo plazo. Eso es porque una vez que comienzas a temblar, tu ansiedad ya está activada. La única forma de dejar de temblar con certeza es salir de la situación que causa ansiedad, y con frecuencia eso no es posible. No puedes simplemente salir de la primera cita porque estás nervioso y, a menos que te sientas cómodo, ese temblor probablemente te mantendrá hasta que la cita termine.

Pero eso no significa que sea imposible.

La sacudida ocurre como resultado de la adrenalina. Eso hace que sea difícil dejar de temblar una vez que ya has comenzado. No puedes detener la adrenalina. Simplemente necesitas esperar a que se agote y controlar tu ansiedad en el proceso. Aquí hay algunas cosas simples que puedes probar:

  • Trotar

Correr puede agotar la adrenalina más rápido y ayudarte a dejar de temblar. O muévete (si no puedes trotar) No es una gran ayuda, pero a veces simplemente necesitas moverte. Si corres un poco o agitas los brazos, es posible que algunos de tus temblores se reduzcan. Si puedes hacer ejercicio, eso es aún mejor, porque el ejercicio tiene un efecto calmante natural en el cuerpo. 

  • La Respiración

La respiración profunda también puede ser útil para dejar de temblar. La hiperventilación también puede causar temblores. A menudo ocurre durante momentos de ansiedad intensa. Resuélvelo disminuyendo la velocidad de tu respiración. La hiperventilación te hace sentir que no estás recibiendo suficiente aire, pero la verdad es que estás recibiendo demasiado aire, así que lucha contra las sensaciones y trata de respirar a un ritmo más lento para recuperar algunos de los niveles de Co2 en tu cuerpo.

  • Gritar

Aunque no se puede hacer en público, algunas personas encuentran que gritar en voz alta es algo terapéutico.

  • Bebe agua

Asegúrate de estar hidratado. La deshidratación puede causar temblores y muchos de los que padecen ansiedad se deshidratan y permiten que su temblor empeore. No dejarás de temblar por completo, pero puede ser una solución rápida y saludable. Algunas personas tiemblan peor cuando su cuerpo necesita más nutrientes o les falta hidratación.

  • Técnicas de relajación

Hay varias técnicas de relajación que puedes probar también. Algunas de las más comunes incluyen:

  1. Visualización
  2. Relajación muscular progresiva
  3. Respiración profunda
  • Controla una parte de tu cuerpo

Algunas personas descubren que pueden controlar el temblor si apuntan a cada parte del cuerpo de a una por vez. Si tus manos están temblando, por ejemplo, mira una mano a la vez y ve si puedes controlarla. Respira hondo y muevela despacio para asegurarte de que puedes ganar control sobre el temblor y luego cambia a la siguiente mano.

Nuevamente, una vez que comienzas a sentirte inestable o tembloroso, a menudo es difícil controlarlo, porque la adrenalina ya ha sido liberada. También puedes tratar de evitar la sensación de inestabilidad en este tipo de eventos al no ser sensible al miedo. Por ejemplo, si tienes ansiedad al hablar en público, intenta programar eventos de oratoria pública con más frecuencia. Eventualmente te aburrirán, y no temblarás cuando llegue el momento de un evento.

 

Estrategias para reducir la ansiedad

 

El temblor causado por los trastornos de ansiedad debe detenerse en la fuente. Existen medicamentos y tratamientos destinados a detener el temblor, pero estos simplemente no serán efectivos, ya que cada vez que tengas ansiedad correrás el riesgo de temblar.

Por lo tanto, tu objetivo debe incluir la búsqueda de alguna forma de detener la ansiedad de forma permanente. Puedes no ser capaz de controlar todas las sacudidas de las tensiones a corto plazo – y no querer, porque en general una cierta cantidad menor de la ansiedad es en realidad muy saludable – pero tienes que ser capaz de reducir la agitación aleatoria que experimentas a causa de la ansiedad y los ataques de pánico.

Si te encuentras temblando a menudo, necesitas ayuda. Hay muchas formas en que puedes elegir controlar tu ansiedad.

  • Reacondicionamiento de estilo de vida

Comer más sano, hacer ejercicio, pasar tiempo con personas más positivas y encontrar más tiempo para relajarse es muy importante para controlar la ansiedad. Incluso si decides seguir con otros tratamientos, un cambio en tu estilo de vida por completo puede facilitar el tratamiento de la ansiedad.

  • Terapia conductual cognitiva (TCC)

La TCC es la terapia más efectiva actualmente disponible para controlar los síntomas de ansiedad. Se trata específicamente de cómo recuperarse de algunos de los procesos de “pensamientos defectuosos” que conducen a la ansiedad, y es una gran herramienta para el control diario.

  • Medicamentos (no recomendado)

Idealmente, deberías evitar los medicamentos, ya que no tratan la ansiedad directamente. Pero son útiles para el control a corto plazo si la terapia y los cambios en el estilo de vida no son suficientes. También hay medicinas naturales como la kava que pueden ser beneficiosas.

Sin embargo, la mejor forma de encontrar un tratamiento efectivo es basarlo en tus síntomas de ansiedad. Tus síntomas son los que definen tu ansiedad y, en última instancia, te brindan las herramientas que necesitas para detenerla.

He ayudado a miles de personas con temblores de ansiedad haciéndoles tomar mi test de ansiedad gratuito. El test de 5 minutos te dará una idea de tu ansiedad y te proporcionará información sobre cómo tratarla mejor.

Comienza el test aquí.

» Recomendado para ti:

¿Necesitas ayuda con la ansiedad?

Toma mi prueba de ansiedad basada en la ciencia, completamente gratis (no demoraras más de 5 minutos). Después de completarla, descubrirás si tu ansiedad está dentro del “rango normal”, qué partes están desequilibradas y, lo más importante, cómo actuar para controlar tus síntomas. Mi test de ansiedad está hecho específicamente para personas que padecen ansiedad, por favor utilízalo.

Compartir artículo en: