Ansiedad crónica: causas y opciones para el tratamiento
5 (100%) 1 vote

Ansiedad crónica: causas y opciones para el tratamiento

La ansiedad crónica afecta a millones de personas en todo el mundo. La ansiedad crónica es un problema grave: la ansiedad hace que sea difícil concentrarse y encontrar la felicidad en el mundo que te rodea, lo que lleva a una vida de menos calidad.

La ansiedad “crónica” es más bien un término informal para describir cualquier tipo de ansiedad que no parece desaparecer y no es provocada por eventos que te rodean. Este artículo explorará la idea detrás de la ansiedad crónica y profundizará lo que significa vivir con este tipo de problema de salud mental.

 

Deja de “Manejar” la Ansiedad Crónica – CURA TU ANSIEDAD

 

La ansiedad crónica es el tipo de trastorno que se puede controlar. La mayoría de las personas aún pueden ir a trabajar, hablar por teléfono con la familia, ver televisión, etc. Pero siguen viviendo con ansiedad todos los días. ¿Por qué administrar solo la ansiedad crónica cuando puedes curarla para siempre? Descubre cómo con mi test gratuito de ansiedad de 5 minutos.

Comienza el test aquí.

 

Trastornos de ansiedad crónica

 

Cuando alguien sufre de ansiedad “crónica”, lo más común es que sufra un trastorno de ansiedad. Los trastornos de ansiedad son diagnósticos proporcionados por psicólogos y psiquiatras que indican el tipo de ansiedad crónica que estás sufriendo.

Entre los diagnósticos más comunes incluyen:

  • Trastorno de ansiedad generalizada
  • Trastorno de pánico
  • Trastorno obsesivo compulsivo
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Fobia social
  • Fobia general

Si aún no lo has hecho, un buen lugar para comenzar es mi test de ansiedad. El test analizará tus síntomas y te dará un puntaje de severidad de ansiedad. También es importante tener en cuenta que es posible padecer ansiedad que no necesariamente califica para un diagnóstico, pero que puede valer la pena abordar de todos modos porque afecta tu calidad de vida.

Viviendo con ansiedad crónica

Si bien los trastornos difieren, la ansiedad crónica se describe mejor como la ansiedad que experimentas todos los días o casi todos los días, sin que aparentemente haya nada que la desencadene. Una persona que trabaja en una zona peligrosa de la ciudad y que tiene que caminar sola a casa por la noche no está experimentando ansiedad crónica porque tiene un desencadenante (caminar en un área de miedo). Alguien que se pone nervioso de vez en cuando, cuando hablan con extraños no está experimentando ansiedad crónica porque no ocurre con mucha frecuencia.

La ansiedad crónica es más como una enfermedad. Es algo que pesa sobre tu mente y tus pensamientos a menudo y no requiere ningún disparador externo obvio. Aquellos con ansiedad crónica a menudo experimentan síntomas físicos y mentales:

  • Mental: preocupaciones excesivas, como preocuparse por alguien que se lastime, preocuparse por situaciones sociales, preocuparse por los peores escenarios o incluso preocuparse por su propia ansiedad.
  • Físico: temblores, náuseas, latidos cardíacos rápidos, dolores en el pecho, debilidad y hormigueo en las piernas, dificultad para respirar, aturdimiento y más.

Puedes experimentar algunos o todos los síntomas anteriores, según tu personalidad y el tipo de ansiedad que padeces. Aquellos con trastorno de ansiedad generalizada son más propensos a pensamientos preocupantes. Las personas con trastorno de pánico son más propensas a los síntomas físicos. Pero hay mucha superposición entre todos estos trastornos.

 

Evaluar tu ansiedad crónica y abordar los síntomas

 

La ansiedad crónica generalmente no es algo que desaparece por sí misma. La ansiedad puede cambiar tu cerebro. Altera los patrones de pensamiento y te hace más propenso al pensamiento negativo, el pensamiento de desastre, la hipersensibilidad a la salud y las sensaciones físicas, y más. Cuanto más tiempo vives con ansiedad, más ansiedad es todo lo que tienes. Algunas personas incluso se vuelven adictas sin darse cuenta.

Es por eso que es tan difícil de curar sin algún tipo de estrategia y un compromiso considerable. No se puede desear la ansiedad, y aquellos que dependen de algún tipo de “solución rápida” van a estar muy decepcionados. PUEDES curar la ansiedad, pero debes asegurarte de que estás en un punto de tu vida en el que estás dispuesto a hacer cambios en la vida para asegurarte de que tu ansiedad no regrese. El primer paso es aceptar que deseas cambiar la ansiedad.

Hay muchas estrategias que las personas usan para combatir la ansiedad. Las más comunes incluyen:

  • Terapéutica

La Terapia es, de lejos, una de las formas más efectivas de curar la ansiedad. Es costosa, y muchas personas luchan por encontrar un terapeuta en quien confíen en su área, pero la terapia cognitivo-conductual es el único método que ha recibido considerable investigación y está bajo estricta supervisión para trabajar. Nunca descartes la terapia solo porque eres escéptico de los beneficios. Aquellos que la usan a menudo encuentran que funciona.

  • Medicamentos

Los medicamentos de ansiedad, por otro lado, son solo parcialmente beneficiosos y no muy recomendados. Esto no se debe a que las drogas para la ansiedad “no funcionan” como muchos escritores de la nueva era afirman. Por el contrario, funcionan, pero no hacen lo que quieres. Ningún medicamento puede curar la ansiedad. Solo pueden entorpecerlo, y si dejas de tomar medicamentos, tu ansiedad regresará. Además, los medicamentos psiquiátricos tienen muchos efectos secundarios disruptivos. Es una opción para aquellos con ansiedad severa, pero solo debe usarse en combinación con algo mejor.

  • Hierbas

Existen varias hierbas medicinales que también se pueden usar para la ansiedad. La Kava, pasiflora y raíz de valeriana son las más populares. De esas tres, solo la kava parece tener una investigación significativa a su favor. Sin embargo, conlleva cierto riesgo de efectos secundarios y, al igual que los medicamentos con receta, debe utilizarse junto con el tratamiento a largo plazo.

  • Ejercicio

El ejercicio físico es la única estrategia de reducción segura de la ansiedad, y aunque es raro, algunas personas encuentran que el ejercicio cura por completo su ansiedad. El ejercicio es valioso para tu salud mental, y es la única estrategia que debes usar desde el primer día.

Existen varias terapias “alternativas” y técnicas de reducción de la ansiedad también. Algunas funcionan mejor que otras, y algunas personas encuentran que tienen más éxito con una que otras. Por ejemplo, se sabe que la hipnosis funciona, pero tiende a funcionar mal para aquellos que no creen en ella.

Para que cualquier tratamiento funcione, debes basarte en tus síntomas, y debes incluir estrategias comprobadas que te ayuden a sobrellevar la ansiedad durante el resto de tu vida,

He ayudado a miles de personas con problemas crónicos de ansiedad. Para iniciar comienza con mi test gratuito de ansiedad de 5 minutos. El test analizará tus síntomas e ideará una solución para tratarlos que sea efectiva para tu tipo de ansiedad crónica.

Comienza el test de ansiedad aquí.

» Recomendado para ti:

¿Necesitas ayuda con la ansiedad?

Toma mi prueba de ansiedad basada en la ciencia, completamente gratis (no demoraras más de 5 minutos). Después de completarla, descubrirás si tu ansiedad está dentro del “rango normal”, qué partes están desequilibradas y, lo más importante, cómo actuar para controlar tus síntomas. Mi test de ansiedad está hecho específicamente para personas que padecen ansiedad, por favor utilízalo.

Compartir artículo en: